sábado, 16 de abril de 2011

Etiquetas


Cuando etiquetas a una persona con uno u otro calificativo, has de saber que, en ese juicio que haces de tal persona, existen dos posibilidades: 1) Que la etiqueta que estás colocándole a la otra persona es justamente la etiqueta que hay grabada en tí. 2) Que ambos compartís la misma etiqueta o calificativo. Si tu dices que yo soy miedoso, me atribuyes algo que está en ti o es algo que está en los dos. Pero en realidad, ésto nada tiene que ver con el ser que tú y yo somos, sino con una idea formada en tu mente. Y es que lo real de nosotros es lo que no se ve...

12 comentarios:

Jordi dijo...

Excelente reflexión que me da mucho a pensar y sobre todo a pensarme dos veces el etiquetar a las personas y luego ver qué parte de lo que les adjudico está en mi.

Muy agradecido por compartir tus reflexiones con los que queremos aprender de la vida.

Bona sort!

THOMAS O'MALLEY dijo...

me encanta encontrarme con estos post en los momentos en cuando nuevamente quiero saber si estoy en el camino correcto, y estos escritos me recuerdan que siempre lo mas lindo es la realidad y la autenticidad... pero esto se hace cuando nos desasemos de todas estas visiones desde nuestros yo egoistas... Grax por el recordatorio!! te envio la mejor de las energias cuidate mucho

Fuego dijo...

Chiquito, puede ser que también te equivoques etiquetando a una persona y ni sea como le has etiquetado ni como tú. Pero muy cierto que lo real es siempre lo que no se ve.

Un enorme abrazo para ti, y para el pequeñín cosquillas.
Me alegro de leerte por lo menos por aquí.
Muasckkkkkk

Antonio dijo...

Gracias a ti, Jordi. Todos estamos inmersos en la misma realidad aunque el ego nos haga tener visiones diferentes de las cosas.

Antonio dijo...

Ser sinceros con uno mismo y con los demás nos conduce a apreciar esa autenticidad. Siempre estarás en el camino correcto, no has de preocuparte por ello. Solo es el ego el que quiere saber si estás en ese camino. El ego quiere saber, conocer y tener. No hay que hacer nada.

Gracias a ti también, Thomas O`Malley

Antonio dijo...

Chiquilla!!! Me alegro de verte por esta tu casa...Y te voy a decir que por supuesto que me equivoco siempre que etiqueto a una persona. Solo puedo llegar a comprender su verdadera naturaleza cuando sé lo que no es esa persona. Cuando me doy cuenta de que no soy nada de lo que yo pienso que soy o de lo que los demás dicen que soy, cuando descarto todo calificativo, entonces mi ego queda desmontado y emerge el ser que verdaderamente soy, emerge el yo profundo.

Un beso

PD: ¿Teoría? Puede ser, pero no hay otro camino aunque pueda haber muchas vias para llegar a lo mismo.

Anónimo dijo...

Antonio,

Extraordinaria página, enhorabuena.

Le dejo un par de enlaces que tal vez sean de su interés.
Saludos cordiales.

http://www.zazen.es

http://estrechodemente.wordpress.com/

Antonio dijo...

Gracias...me pasaré por allí.

Un saludo

spirit. dijo...

Como que,mientras exista en un cuerpo, lo de las etiquetas se hace un tanto inevitable ( no imposible ) así que querido caracol, aquí estoy con ó, y sin derrapes ( es otra etiqueta )
Seguramente que en cuanto soltar conceptos se hace cada vez más fácil.Y hace buena pinta.

Sigue estando feliz, T´estimo.
:D

Antonio dijo...

Por eso hice este post...

Gracias, mic-mic!!!
Io també t'estimo

ElArquerodelaluz dijo...

Es Imposible ver la Alma De Las Otras Personas, Porlotanto Igual Lo Tendría Que Ser JUZGARLAS. Pero Lamentablemente hay Personas Que Se Creen SABIOS y en Las Estupidez de Sus Palabras pueden Dañar Asta La MAS TIERNA ALMA DE UNA Niña.

De El Agua Es Nuestro Ser
De La tierra Nuestro Saber
De El Fuego Es Nuestro Deseo
y Del Viento Es Nuestro anhelo

El Arquero

(para ¨FUEGO¨, si lees esto Te Aviso Que Voy A Cerrar mi 2° Blog y me dedicare al 1°)

Fuego dijo...

Cada persona es un mundo, y como dices hasta lo mejor dicho puede hacer daño. Tienes mucha razón.
Lo he leído gracias Arquero.