lunes, 12 de octubre de 2009

Empatía o "el radar social"



El diccionario de la RAE define el término como: "Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro". Personalmente no es una definición que comparto ya que a mi entender sugiere cierto mimetísmo con el otro.
Ser empático y, en un lenguaje más coloquial, es "ponerse en lugar del otro". No creo que ésto sea posible, dejando al margen el concepto de Unidad, por supuesto. En mi opinión, la empatía supone comprender los sentimientos, emociones, etc. del otro, saber identificarlos, reconocerlos y en base a ésto poder "trabajar" con el otro pero sin hacer nuestras sus emociones. No se trata de soltarlas sino de no cogerlas. Entiendo que para ser empático con los demás uno ha de ser primero empático consigo mismo, ha de identificar sus propias emociones antes, para asi ser capaz de identificar las emociones de los demás. Concluyo pues que la empatía es "ver la dificultad del otro sin ponerse en su lugar, sin coger sus emociones. Acompañarle en su proceso pero no llevar su carga". Esto lo aprendí de un gran Maestro al que desde aqui le doy las gracias.

A una Amiga, con cariño y respeto.

12 comentarios:

sankaradas dijo...

Hola Antonio.

Estoy de acuerdo contigo.
Cada uno tiene su Dharma y cada uno tiene que saber que a pesar de ser Uno tenemos que aprender de nuestra propia experiencia. Debemos pues comprender a aquellos que interactúan con nosotros viéndolos como maestros que nos ayudan del mismo modo como nosotros les ayudamos a ellos.

Namasté.

Antonio dijo...

Así lo veo, Sankaradas. Tu comentario complementa perfectamente este post.

Gracias

sònia dijo...

Hola Antonio... Qué bueno leerte de nuevo...!!
Gracias por tu reflexión...

Es fácil empatizar (desde cualquiera de las acepciones de esta palabra) contigo.../ vosotros...

un abrazo!!

Z. dijo...

Hola Antonio: encuentro complicado empatizar sin proyectar nuestros contenidos mentales por un lado, o dejarse arrastrar por los contenidos ajenos, es difícil la neutralidad en el mismo plano. En cambio cuando te situas como por encima, a vista de pájaro la neutralidad si es posible.
Namasté!

Antonio dijo...

Gracias Sònia!!! Me alegro de tu paso...

Un gran abrazo!!!

Antonio dijo...

Hola Z.!!

Entiendo lo que me dices. No es fácil empatizar. Ponerse en lugar del otro sí, pero eso no es la empatía.Empatizar no es una acto egoista y hay que partir de esa base.Una buena relación interpersonal depende del grado de empatía que se establezca. De cualquier modo no estamos exentos de proyectar o de dejarnos arrastrar pero tenemos la facultad de reconducir nuestra acción.

Un abrazo

Antonio dijo...

Hola Z.!!

Entiendo lo que me dices. No es fácil empatizar. Ponerse en lugar del otro sí, pero eso no es la empatía.Empatizar no es una acto egoista y hay que partir de esa base.Una buena relación interpersonal depende del grado de empatía que se establezca. De cualquier modo no estamos exentos de proyectar o de dejarnos arrastrar pero tenemos la facultad de reconducir nuestra acción.

Un abrazo

Anónimo dijo...

,,,,Valla,,,comiste x2,,jajaj

Veo en la forma que no puedes ayudar,,eso es creer tener las respuestas,,y muchas veces aun viviendo la misma experiencia, cada uno es muy particular,,,muy personal,
si puedes escuchar,,,tener amigos que sepan escuchar,,,Eso es un regalo.

Yo tengo algunos asin....por aquí hay dos,,,eh!!!Soniiiiii...jajjaja

Toni,,,este dibujo si me gusta,,,es precioso.

Un abrazopega,i para Sónia otro.

Pete

Antonio dijo...

No trato de generalizar y por supuesto no pretendo saber todas las respuestas, pero sí comprender todas las preguntas.
A veces, para ser empático, basta tan sólo con escuchar, que no oir.

Gracias Pete!!!! y un abrazo de esos, jejeje!!!

PD: falta una!!!

Anónimo dijo...

Ya sé,,,,nuestra fuego,,,pero ella siempre está presente.

: )

Nanit canijillo
pete

Ana dijo...

Empatía. Un término. Una etiqueta más.
Sin embargo y desde mi punto de vista, esa sutil diferencia entre "soltar las emociones del otro" y "no cogerlas" es clave en una buena relación interpersonal.

Gracias, Amigo.

Por cierto, ¿qué puerta abrirá esa llave?

Antonio dijo...

Me alegro por tu comentario, Ana. La diferencia es clave en este asunto. Aunque no podemos definirnos por la etiquetas es necesario ponerle nombre a las cosas. Una convención social.

De nada, Amiga.

Es una llave maestra: abre todas las puertas...