miércoles, 7 de julio de 2010

Camiño de Santiago I


Se me hace extraño volver a escribir aquí habiéndome despedido ya unas cuantas veces, pero parece ser que eso es lo que tocaba. Claro que, también se me hace extraño estar aquí, inmerso en la rutina diaria, aquí, en el reino de la prisa, un reino vacío sin posibilidad de ser llenado, un reino que yo y otros tantos como yo hemos creado.
La cuestión es que vuelvo del Camino de Santiago y siento la necesidad de escribir unas letras hoy.
"¿Motivos religiosos?" -dijo la empleada de la oficina de peregrinación de la Catedral de Santiago-
"No."
"¿Espirituales?-volvió a preguntar-"
"No."
"Pués entonces ha de saber que la "compostela" (certificado que te dan cuando acabas el camino) no se la puedo dar. A cambio le entrego un certificado de bienvenida"
"Está bien"

Sólo es una anécdota más de las tantas que me acaecieron durante el "camino". Pero antes de empezar a caminar yo ya había comenzado mi particular camino. Pero esa entrada la dejaré para otro día: ¡aun estoy aterrizando!

8 comentarios:

Ana dijo...

¡¡Gracias, gracias y graciassss!!

Fuego dijo...

Hubieras dicho que si a los motivos religiosos y otros jeje.
Pero qué mas da? Sólo es un papel en el que dice que has hecho el camino, lo que aprendes en el camino solo lo enseñamos en nuestro interior y esas enseñanzas no la ponen en un papiro.
Hala que el mío es mas bonito que el tuyo eh eso si jijiji.
Espero que estés mejor de tu rodillita.
El viaje queda en nuestro interior y es lo que importa toni, y sinoq ue te lo diga la pete que seguro que está de acuerdo conmigo.
Bisito.
ah, ya sabes,,,, que bueno es..... ...... jeje

Amelia dijo...

Buena vuelta.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Es como ir a buscar pan y quejarse de que tiene harina.
Has puesto la foto en sintonía con ese sentimiento,,,,jajaj seguro.

Vamos,,,las tienes mejores ;)

mic......mic

Pete!

Antonio dijo...

De nada, Ana...

Antonio dijo...

Solo es un papel que no acredita nada, como todos los papeles...

Un beso

PD: tres veces al dia...

Antonio dijo...

Gracias, Amelia...

Antonio dijo...

jia-jia-jó...