viernes, 29 de febrero de 2008

A dónde ir

Una pregunta que antes o después nos hacemos todos. La mayoría de las veces no es fácil responder a ella y nos contentamos con salidas alternativas que nada tienen que ver con lo que verdaderamente quisiéramos hacer.¿Por qué tantos rodeos si todos y cada uno de nosotros sabemos lo que tenemos que hacer?. Creemos que estamos atrapados en la red que día tras día, año tras año hemos ido tejiendo y no vemos o no queremos ver más allá de esa red. Lo fácil, lo cómodo, lo conocido…demasiado tentador para empezar a tener una visión más profunda de las cosas…de las cosas de dentro, de nuestro interior. El exterior ya lo tenemos, podemos desenvolvernos en él, cada cual a su manera, más o menos de forma adecuada; pero el interior, mirar hacia él es lo que nos falta. Ahí están todas las respuestas, ahí no existe el engaño. El interior es una fuente inagotable de soluciones a todas nuestras pesadillas, depresiones, frustraciones, incomprensiones. Sin embargo pensamos, tenemos la creencia de que las soluciones vienen de fuera. Creo que es un error, un error del que ninguno estamos a salvo. Cuando dejemos de buscar que nos quieran nos querremos, seremos nuestros propio bailarín privado (private dancer)… Somos nosotros mismos los que tenemos las respuestas y nadie nos va a dar la fórmula mágica para solucionar nuestros problemas, ¿o sí?.



7 comentarios:

lágrimas de mar dijo...

nadie nos va a dar nunca las respuestas a nuestras preguntas porque las tenemos nosotros

un beso y un cariño para ti

lágrimas de mar

Antonio dijo...

Sí. Antes o después todos llegamos a esa conclusión, pero a veces se tarda años, demasiados años...

Besos

Fuego dijo...

Las personas somos muy complejas y no tanto de sentimientos como de pensamientos, nos gusta rodear cuando podríamos ir por el camino más recto. Podríamos decir que si no hay sentimientos por medio están los pensamientos que incluso a veces es peor que los sentimientos. Tú mismo lo has dicho, lo fácil, lo cómodo porque no sabemos que nos podrá deparar, el miedo ante toda situación que no podemos controlar, la cobardía,,,, ect. A veces ponemos excusas para no afrontar los hechos aunque en nuestro fondo sepamos que no es lo correcto somos tercos por naturaleza y solo razonamos lo que menos nos interesa.
Nuestro interior siempre nos dice lo que nos conviene realmente a nosotros, a veces no sabemos escuchar y no lo oímos, y en otras lo oímos pero hacemos oídos sordos, el caso.... es que tenemos siete escobas y la casa sin barrer,, :P

Niño, toy rebentá, ayer no llegue muy tarde, sobre la 1´30 pero hoy me ha tocado 10 horas por delante e imagínate como estoy..
Puff

PD: oye el video no lo oigo, solo lo he oído unos segundos, creía que era que le había dado sin querer al mute del portátil pero lo he comprobado con otra cosa y me funciona bien, te pasa a ti también y estoy tan cansada que ya n0 oigo?

Antonio dijo...

Yo lo oigo perfectamente. El que no se escucha soy yo...Voy a darme una vuelta a ver si se aclara mi mente

Ana Belio dijo...

Los demás nunca son la solución a nuestros problemas, y el medio, el entorno nos brinda la oportunidad de disfrutar en muchos sentidos.

Pero entiendo tu texto muy bien, porque yo también a menudo me he preguntado porque no puedo ser más radical con ciertos problemas de mi vida.

Supongo que va en la forma de ser de cada uno, y cuesta a veces tomar decisiones que no solo te afectan a ti, sino también a personas que hay a tu alrededor.

Antonio te dejo un beso muy especial hoy que estás tan sensible.

Mañana será otro día cielo.

Vicky dijo...

Antonio
Totalmente de acuerdo...
Cada respuesta que tu ser busque, solo este dentro de ti, es tu vida y como tal debes vivirla...
Gracias por tu valiosa huella.

Antonio dijo...

Gracias, Anna. Gracias Vicky.