domingo, 2 de marzo de 2008

Practicar el positivismo cada día

Nuestro corazón puede regir más que nuestra mente si nos lo proponemos, en el la bondad, la compasión, el afecto son virtudes que están por encima de la mente. Si te levantas un día con el corazón henchido de bondad, estás de buen humor, y lleno de positivismo automáticamente nuestra puerta interna de abre a ese buen día, así que por lo tanto nuestro corazón nos da fuerza interna. Al crearnos cada día recién levantados una fuerza de positividad diaria nos ayudará a nuestra inseguridad y nuestros miedos. Todos tenemos miedo, el miedo nos puede acobardar en situaciones que a causa del miedo creemos haber dejado de controlar, pero qué son esas situaciones? Muchas veces la hemos provocado nosotros mismos pero de igual manera que la hemos provocado somos autosuficientes como para solucionarlos aunque a veces nuestro orgullo herido se niegue a ello.

No practicamos lo suficiente las buenas cualidades de nuestro corazón, solo abarcamos el concepto que tenemos sobre el amor, pero qué pasa con las demás? Cuando un matrimonio se rompe a qué es debido? No existe ya el amor, es normal solo hemos practicado esa cualidad con la pareja, por el camino olvidamos la compasión, lo único que queda entonces es el apego emocional basado en las proyecciones y expectativas. Si conocemos a otra persona nuestra proyección cambia redicalemnte y desaparece el apego que tenemos con la pareja, es entonces cuando intentamos resolver ese conflicto desatándonos a lo que ya no nos une, pero si no se presenta esa tercera persona sigue existiendo el apego.

Luego el afecto y la felicidad, todos sabemos que la felicidad se compone de pequeños momentos pero si nos lo proponemos podemos alargar esos pequeños momentos. Con la ayuda diaria de la terapia del positivismo cualquier cosa nos puede producir afecto y felicidad. El afecto nos une a cosas y personas, y la felicidad nos proporciona bienestar.

Que fácil lo es todo y que nos cuesta realizarlo, siempre nos dejamos vencer por lo negativo, aunque tenemos más cualidades positivas siempre nos gana lo negativo.

10 comentarios:

Antonio dijo...

Visto de ese modo parece que se le otorga al corazón un poder más grande de lo que pensamos, y es ahora cuando me empieza a encajarme la gran pieza del puzle. Es ahora cuando "empiezo" a entender este fragmento de Carlos Castaneda de su libro "Las Enseñanzas de Don Juan". Dice así:Cualquier camino es sólo un camino y no es ver­gonzoso, ni para uno mismo ni para los demás abando­narlo si así te lo dicta tu corazón... Observa detallada­mente cada uno (de los caminos). Ponlos a prueba tantas veces como creas necesario. Luego pregúntate a ti mismo, y sólo a ti mismo, lo siguiente: "¿Tiene corazón este camino?" Si lo tiene, el camino es bueno; si no lo tiene, no sirve para nada.

Gracias, Fuego por tu valiosa aportación.

PD: Colocaré este fragmento en el blog para tenerlo siempre presente.

ginesa dijo...

hola Antonio, creo que la cuestion no es "empezar a entender",mas bien "empezar a creer" de una vez que el unico camino posible, el de la vida, solo puede recorrerse con el corazon. Es el mas derecho, el que menos rodeos da, el que te muestra señales mas claras, el único que ofrece alguna certeza, porque en el sentir hay menos resquicios para la confusión.

Fuego dijo...

No al corazón cielo, tenemos más poder del que pensamos, y no hablo del volar o cosas tan imaginativas, hablo de lo que podemos hacer y no nos lo han enseñado. La evolución del hombre no es tanta evolución.

Me parece muy bien que lo pongas :)

Y esa sonrisa? :(

Fuego dijo...

No sé,,, pero no puedo callarme que me ha preocupado tu contestación... y no sé porqué

Antonio dijo...

Bueno, quizás no lo "entendí" en su momento, pero sí, llevas razón, no hace falta entender para creer.

Muchas gracias, Ginesa. Me alegro de verte por aquí.

ginesa dijo...

Gracias a ti por tener este rinconcito al que puedo venir cuando quiera y donde me siento tan a gusto, tomandome un té, que quiero compartir con vosotros.
un abrazo

Antonio dijo...

Tranqui, Fuego, que estoy bien. Mira como me rio :-<)))))))). No. En serio, puedo sonreir con el corazón y eso es lo que hago. Este blog es para aprender y yo no pretendo dar lecciones de nada, tan solo aprender. Cada cual aprende como puede o como sabe, pero no como le dejan, porque esa es solo una opción personal.

Antonio dijo...

Vale, pasa más a menudo ¿Eh?

Otro abrazo

Fuego dijo...

Vaaaale te creo.. :)

te iba a decir que tienes correo pero me acaba de avisar que me ha llegado uno tuyo
pd. no alcanzo a comprender qué has querido decir con lo de las lecciones, pero bueno no tiene importancia

Muask

Antonio dijo...

Lo de las lecciones, como tu bien dices, no tiene mayor importancia.Tan solo me refería a que lo que digo o escribo no debe ser un referente para nadie. No soy nadie,solo soy yo, sin mis circunstancias (jajjaa).

Besos